Yo tambien puedo!

Yo también puedo escribir historias tristes, ponerle color y hacer llorar a alguien. He vivido mas penas que alegrías en mi vida, y acá estoy, tirando pa’delante calladita mejor, porque algo que he aprendido es que la gente se cansa de los que tratan de dar pena siempre.

¿Pero que pasó?, me cansé -una vez mas- cuesta siempre subir el cerro, nadar contra la corriente y llegar a la noche reventada y sola.

Si le sumamos la todas las cosas que me han pasado en el ultimo tiempo, el colon, el poroto, el stress de y en la pega, una que otra pena… compréndanme si solo quiero hacerme una bolita y desaparecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene más de 5 años escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.