¿Y por qué a mi me afectó la muerte del perro de España?

Ayer sacrificaron a Excálibur, un perrito de España, la mascota de la enfermera que se contagió de ébola, lo sacrificaron por temor a que se hubiese contagiado, por temor, por que no le hicieron los exámenes ni lo dejaron en cuarentena, así como lo hicieron con la pareja de la enfermera.

Y si, a pesar de ser un tema absolutamente indignante, sobretodo para los que tenemos mascotas, que para la gran mayoría una mascota no es solo el animal que te acompaña, es parte de tu familia, a mi me afecto de sobremanera, ¿por qué?, porque Excálibur era su mascota hace 12 años, y la Lula, mi gata, ha estado conmigo desde mayo del 2003, 11 años junto a mi… y me puse a pensar que me pasaría a mi si llegara alguien del gobierno y me dijera que tienen que matar a mi gata por, miedo, ignorancia, inoperancia o simplemente manipulación política… (por que me contaba un amigo español, que es muy probable que haya sido este punto el que primó para cometer este asesinato), yo simplemente moriría de pena, primero, haría lo imposible para que no pudieran encontrarme a mi ni a la Lula, no daría permiso a que entren a mi casa, no se, lucharía por ella, no dejaría que me quitaran a quien ha sido mi familia por tantos años!.

Hace algún tiempo, varios años ya, llegó un “batman” al departamento, hubo una plaga de murciélagos y uno entró por mi ventana, yo no me di cuenta hasta la noche, en que la Lula me despertó por algún ruido o movimiento y la vi corriendo a mi baño y luego salir detrás de algo que se metió a la pieza chica, pensé en una polilla o un ratón, así que me levanté, fui a buscar una bolsa para meter lo que fuera que había en la pieza, prendo la luz y ahí estaba la Lula, acorralando en la esquina a un ratón muy feo y negro… hasta que de pronto, el ratón abre las alas y camina a esconderse debajo de la cama que había ahí y la Lula parte detrás de el, en medio segundo la agarré de la cola, la saqué de la pieza, cerré la puerta y quedé en shock.

Cuento corto, partí con la Lula al veterinario, la revisaron por todos lados, le puse todas las inyecciones y se le hicieron los exámenes antirrábicos al bicho feo, que resultó no tenerla y con eso ya me tranquilicé, por que de haberla tenido, primero a todos los humanos que tuvimos contacto con el batman aquél, debíamos vacunarnos y a la Lula la habrían sacrificado, así como pasó, o intentaron que pasara con un gatito en Valparaíso, no se la verdad que pasó con el o ella, pero era una situación muy parecida, lo pillaron jugando con un murciélago, que si tenia rabia y el SAG lo quería sacrificar, la dueña se negó y lo “escondió”… no se si después olvidaron el tema o si lo asesinaron…

Aunque la Lula es mañosa, manipuladora, coqueta y florero, dominante que no me deja tener otro gatito, bipolar y algunas veces le da por rasguñarme o morderme como chicle, aunque sea una gata gorda que ama pararse sobre mi y apretujarme, o saltar en mu estómago y dejarme sin aire, aunque le guste dormir en mi almohada y dejarme con tortícolis al otro dia, la adoro con toda mi alma, y realmente no se que sería de mi sin ella, hemos pasado tantas historias juntas, me ha acompañado, ronroneado y lamido tantas lágrimas, me ha hecho tanto reír con sus locuras, con su divismo (tiene fanpage en facebook y cuenta de twitter), es tan inteligente y sabe tan bien cuando hace algo malo, como el otro dia, que dejé el plato de fruta con yogurt que había cenado sobre la mesa del comedor mientras fui a dejar un papel a conserjería y al volver la encuentro sobre la mensa lamiendo el plato, y ella al verme quedó absolutamente congelada, con los ojos abiertos al máximo y la boca abierta, jugando al “congelado” pensando en que si no se movía nadie se daría cuenta de lo que estaba haciendo… o las veces que corre por el departamento y le falla ta tracción y se resbala o no logra avanzar, o como me espera todos los días y tenemos nuestro ritual de llegada, con babas de amor y ronroneos al tomarla en brazos… Adoro a mi gata, y yo lucharía por ella si algo así me pasara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene más de 3 años escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.