Y donde está el paraguas?

Claro, yo tenía que dar la nota tragi-comica del día de ayer.

Los que me conocen, saben que soy «ordenada en mi desorden», lo que hace que tenga -entre muchas cosas- un paragua chiquiturri que me cabe en la cartera. Así cuando hay pronóstico de lluvia, no ando con el paraguas a cuestas, si no que pasa piola guardadito hasta que sea necesario usar.

Bueno, ayer mi orden desordenado se fue a las pailas, no pude encontrar el paraguas y salí sin el, cruzando hasta los dedos de los pies que no me pillara la lluvia en la calle.

Obviamente, san Isidro no estaba de mi lado, y como todos saben, ayer llovió bastante fuerte y a la antigua – como dice mi papá- de arriba para abajo y bien mojado.

A la hora de irme a la casa, yo, relajadamente dije, no hay problema Willis, en la esquina siempre hay tipos vendiendo paraguas, esta es mi oportunidad de comprarme uno de esos lindos transparentes de colores (rosado o morado, lógico) y me fui caminando con la secre, bajo su paraguas hasta el metro. Adivinen!!!, no había ni un solo pelotudo vendiendo paraguas!!!. Ok, relax, que hago… 2 opciones, caminar hasta P. de Valdivia, donde seguro hay alguien vendiendo, o, tomar la micro y hacer transbordo pero, seguir mojandome….y me fui caminando en busca del paragüero.

El señor Murphy iba conmigo, una vez mas, ni un solo tipo vendiendo paraguas y yo ya iba con complejo de sopita (mojada hasta el alma). Ya resignada a quedar empapada, y probablemente agarrarme el primer resfrio del año, segui caminando, ya estaba a mitad de camino de llegar al paradero de la micro. Menos mal que en la esquina de Lyon, había un gallo vendiendo paraguas, y lo pille de casualidad, mientras esperaba que cambiara la luz a verde, me quede esperando no en la esquina, si no que abajo del techo del Panorámico y derrepente escucho muy calladito … «paraguas… paragüitas»… tate! que emoción!!, le compre uno altiro, no me importo el color, la forma nada, solo quería algo que me ayudara a no seguir mojandome.

Ya mas… «calmada» seguí caminando hacia la micro, cuando derrepente siento que mi teléfono – el que había estado pitiando todo el día que tenia poca batería- suena,l veo y era mi hermana del alma!!!, le contesto y ella con voz de angustiada me dice «¿donde estas?, te paso a buscar», linda!!!!!, asique, me fui en servicio de primera a la casa, buena compañía, calentita, asientos cómodos y secos y pa’ mas remate, me regalaron un muffin de chocolate!!! 😡  . Toda la posible pena que pude haber sentido por ir mojada y con frio caminando a la micro, se había pasado.

Ya en la casa, y despues de cambiarme de ropa por algo seco, nos tomamos un café, copuchamos, pelamos, se rieron de la Lula que definitivamente esta obesa (y yo tambien, al menos, engordamos parejito), y despues del respectivo chateo en la noche, me acosté.

Hoy me levanto y veo todo blanco!! nieve nieve en Santiago!!!, me acuerdo que en 1990 nevó… pero no tanto como ahora, el cerro San Cristobal se ve hermoso, las casas y los patios con nieve!!. Asique, me puse mis pantys mas gruesas, las botas de nieve que compré en el Jumbo, la parka con gorro y me vine a la pega. Pucha que son fríos los asientos de las micros!!!, aun tengo congelado el traste. Y claro, me dicen que hoy esta pronosticada lluvia y yo… no traje el paraguas :-S .

5 comentarios sobre “Y donde está el paraguas?

  1. 🙂 🙂 🙂 🙂 🙂

    Oye Rucia… aclaración : » El comentario es Sólo la Luleins…..»… jajaja ta wena pa la olla…. jeje

  2. ajjajajaja te enojai por todo te enojai por todo ENO JO NA ENO JO NA!

    Oye, vamos al san cristóbal a hacer snowboard callejero!!
    EEEHHH!! 😛

  3. 😕 Por fin alguien que te conoce bien… pobre de mí que te tengo que soportar todos los días….

    Bueno en el fondo (bien en el fondo) tiene su lado bueno la niña :)>-

  4. Qué entretenida se ve la historia aquí en el blog -es como Santiago en 100 palabras o algo así-, aunque en el momento debió ser re desagradable el aguantar la lluvia sin paraguas.

    Disfrute de Santiago blanco, que aquí en el norte solo conocí la nieve del refri cuando se echaba a perder el termostato. 😛

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene más de 5 años escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.