Una monedita, que dios se la pague

A quien no le ha pasado subirse a una micro y encontrarse con los personajes que andan pidiendo plata… historias hay para todo el mundo, desde las mas simples a historias que a Corin Tellado le quedan chicas.

Eso me pasó ayer, cuando iba rumbo a la oficina, en un recorrido de micro que no es el habitual, se sube un hombre, de unos 40 años, papel y carnet en mano y comienza con su speach

Mi nombre es … carnet número …. soy discapacitado mental numero ….. hace años mi mente dejó de funcionar, soy loco, esquizofrénico, y me gano la vida pidiendo en la calle. Cualquier moneda que me puedan dar, dios se las agradecerá y bendecirá.

Y como sigue el show, pasan por los asientos estirando la mano. Como ya se sabe, muchas de estas personas que piden dinero no lo necesitan tal como lo dicen, incluso la gran mayoría logra hacerse de un sueldo mas alto que el mio!!, por lo que me he insensibilizado al respecto y es muy rara la vez que siento y creo que la persona que esta pidiendo lo necesita. Este caso no fue la excepcion asique obviamente ni me inmuté.

La micro era una de esas orugas, yo iba sentada al lado del timbre de la puerta del medio, el hombre recorre el pasillo y nadie le da nada, la micro estaba detenida por luz roja, el se acerca la puerta para bajarse y una señora le toca el brazo y le da unas monedas, el señor se da vuelta y se las agradece «que dios bendiga y multiplique su dinero», hasta ahi pensaba yo «el mismo show de siempre…. porque siempre meten a dios!!» el tipo se guarda las monedas en el bolsillo y rápidamente se tapa los ojos… las manos le tiritaban… su boca también… estaba llorando!!!

Lo veo y se me partió el alma, en micro segundos pensé «Oh no! este señor realmente lo necesita, está mal, no era show!!» y pienso rápidamente en si ando con el monedero y si tengo algo mas que la colección de monedas de $1 (que nunca nadie recibe)… sigo pensando rápidamente, me saco un guante para buscar que tengo y si no simplemente darle $1.000 (con el dolor de mi alma porque la plata no me sobra) y entre todo eso, el tipo ya había tocado el timbre y se bajaba de la micro… se sienta en el paradero, se agarra la cabeza con las dos manos y se inclina …

Casi me muero de pena!! se me llenaron los ojos de lagrimas y me sentí tan impotente… tan poca cosa y mala persona, de haber pensado que él era uno de los tantos estafadores que lucran de la buena voluntad de las personas…

Espero volver a encontrármelo, espero poder ayudarle con algo de dinero, y espero que esté bien.

3 comentarios sobre “Una monedita, que dios se la pague

  1. En situaciones como estas, es donde cobra importancia el «… por culpa de unos malos echan a perder lo bueno».

    Igual de pronto seria bueno tratar de dilucidar si efectivamente lo necesitaba o era parte del show del personaje, el llorar y lamentarse en silencio, tal vez podrías darte otro viaje en el mismo recorrido y no darle nada, para salir de dudas, si se repite el número era solo show, pero si actúa diferente no, igual le puedes ir juntando lo que correspondía en cada viaje y dárselo todo junto en el próximo… no sé… se me ocurre.

    Por acá igual se dan esas situaciones, y la mas rabia que da es que sacan a los niños a dar lastima, con los fríos que hacen en Pto. Montt., al menos ya quedan menos.

    Saludos.

  2. Hola Daniel!!
    Tienes razón… tal ves la pena era otro truco mas… la lata es que casi nunca ando en ese recorrido de micro porque tengo que pasar caminando por el medio de una poblacion que me da un poco de julepe… Pero como quedé con la penita y la duda, lo intentaré nuevamente.
    Y si… da tanta rabia cuando se aprovechan de la buena voluntad… acá hay un tipo que dice ser sordo mudo, lo vieras, da risa el show que hace… diciendo solo vocales, aplaudiendo…

  3. Wow, quedé impactada con la historia. Es que es muy cierto: yo también soy de las medias incrédulas que les molesta cuando hay sujetos que lucran con la compasión de la gente. En mi ciudad, Chillán, hay varios que ya todo el mundo sabe que son mulas, pero hay otros que definitivamente te dejan pensando si no es puro teatro y que realmente lo necesitan.
    Hay uno en especial que ya es todo un personaje, hasta le hicieron un facebook http://on.fb.me/dvsCxd él pide plata con un tarrito a punta de gritos, nunca le he escuchado decir alguna palabra, aunque hay algunos que dicen que es puro teatro. Es divertido porque los q no son chillanejos se asustan, pero nosotros estamos acostumbrados a sus gritos para llamar la atención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene más de 5 años escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.