Te voy a acusar con mi Papá!!

Ymode

La Chilindrina

Hace unas semanas, me tocó trabajar directamente con una persona de una empresa. Ella estaba solicitando cambios en el diseño de un impreso, pedia cosas como:
Azul «rey», naranjo fluorescente, entre otras barbaridades desde el punto de vista de diseño.

Obviamente, se me encresparon hasta los dientes con esos cambios, y conversando con mi jefe, llegamos a la conclusión que lo que pedía iba absolutamente en contra de la línea gráfica a seguir. Entonces, me tocó enviar un mail explicando profesionalmente, los porque por los cuales no realizaríamos esos cambios y que solución dábamos a cambio.

Esta señora, se «taimó» literalmente, y forwardeo el mail al dueño de la empresa, quien nos envió un mail a nosotros, los diseñadores, pidiendo que si hiciéramos los cambios que ella pedía aludiendo a que así llamarían mas la atención de su mercado objetivo, cosa que aun no comparto, creo que el grupo objetivo de esa empresa son usuarios ABC1, por lo que no les va a llamar la atención un impreso «fluorescente», al contrario, creo que lo rechazarían, pero, donde manda capitán, no manda marinero (me carga ese «slogan» pero no se me ocurre ningún otro para explicar lo que tuve que hacer, cambiar los colores, a lo mas similar de lo que pedían, pero sin caer en lo ordinario.

La actitud de esta señora, fue como la de la Chilindrina en el chavo del ocho, «te voy a acusar con mi papá Kiko».

Claro, la niña nueva del jardín infantil, le saco la lengua, y ella no supo como defenderse.

Que es lo que esta pasando con nuestra sociedad, varios casos de este estilo he sabido y vivido últimamente, acaso las personas no son capaces de comunicarse, expresar lo que sienten y hablando entender y comprender los puntos de vista de los demás para llegar a un mutuo acuerdo?

Reconozco que mi personalidad es algo complicada, por lo general, siempre digo lo que pienso, me importa un pepino a quien se lo tenga que decir, obviamente siempre comportándome como una señorita y sin usar descalificativos. Pocas veces uso garabatos, excepto cuando la situación realmente los merece, o cuando estoy tan enojada que un «puta que eres hueón» es lo que mejor refleja la situación, y me encanta cuando alguien me argumenta que no tengo la razón, todo hablando como adultos y sin descalificaciones.

Parece que no solo yo estamos volviendo a la infancia (lo digo por los ataques de cositas Hello Kitty que he comprado, y las de Mickey que ya compre), si no por la actitud de «me enojé me taimé no hablo mas con la niña nueva del jardín y te acuso con la tía para que te castiguen.

2 comentarios en «Te voy a acusar con mi Papá!!»

  1. Hay dos frases a destacar en lo que escribes. Estas son «…enviar un mail explicando…», «…las personas no son capaces de comunicarse, expresar lo que sienten y hablando entender…».

    No hay nada mejor que sentarse a hablar los temas de conflicto. La impersonalidad que genera el email está llegando muy lejos y es normal que al escribir no se entiendan los puntos de real importancia y obviamente discutir por teléfono o un rebate por email es la peor forma de llegar a buen término.

    No hay nada mejor que conversar los puntos de vista tomando un café o en una reunión persona a persona.
    En forma particular al problema que tu describes y siendo el diseño un tema muy complicado para ser descrito y no visto, es que considero que seria bueno considerar volver a los tiempos en que no habia computador. Mostrar personalmente lo que hay y discutir la mejor forma de llevarlo a cabo.

    C

  2. mmm… llevo un par de añitos tambien en esto. y creo que debes considerar el trabajo como ..eso!… trabajo…

    tu vision es correcta respecto a la «calidad visual» de lo que estas diseñando, pero el cliente por algo a uno lo contrata para llevar acabo «su vision», la cual si esta muy guateada uno debe enmendar jejeje. pero el cliente debe ser satisfecho finalmente.. creo que lo qu hiciste al final responde a eso. lograste llegar lo mas cerca de » su solucion»…pero cuidando que no quede mal.

    saludoss

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene más de 5 años escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.

A %d blogueros les gusta esto: