La pulguita

Pulga es el nombre de mi auto, un Peugeot 106 Quicksilver, porque es chiquitito y picador. Ayer me confirmaron que la compraban… mientras no tenga todo firmado no la daré por vendida, pero estamos a un par de días de eso.

Me puse a sacar la cuenta de cuando la tengo, y me acordé de mil historias que tengo con el auto… acá voy!

Noviembre del 2002, recién casada por el civil, a punto de casarme por la iglesia, andábamos buscando un auto con mi ex (obvio) para comenzar el matrimonio con auto nuevo… el había vendido su camioneta Opel, pagó chorromil deudas (todas esas cosas debería haberlas tomado como señales) y me pasó cerca de $600.000 para el auto, yo venia ahorrando desde hace tiempo… por suerte nos alcanzó y compramos a la Pulguita, como yo puse mas plata, quedó a mi nombre. (obvio, si no soy tan tonta).

Antes de comprarla, nunca había visto ese modelo, después, pucha que era común!!! Todos nos piropeaban el auto… le pusimos una radio carísima (que canjeamos con la plata de los regalos de matrimonio), y era el auto mas top de todo el universo.

En un comienzo, no fumábamos dentro del auto, aun tenia olor a nuevo, a pesar de haberla comprado con 1 año de uso. Pero ya después mi ex fumaba como loco y yo, que en esa época si fumaba también.

Le sacamos, le saqué mas kilometraje cuando vivía en viña, porque veníamos a Santiago seguido… y acá es donde tengo un par de historias entretenidas que contar.

El Parte

Iba a Santiago enojadisima… mi ex había estado hospitalizado por estar con meningitis en el hospital naval de talcahuano, y mis suegros, mi «querida suegra» no fue capaz de llevarme para ir a buscarlo en avión, me dijo «tu te vas en bus», asi que opté por ir a Santiago cuando ya su familia lo habia ido a buscar.

Iba tan enojada, que no me di cuenta como le metí chala al auto… hasta que derrepente veo unos carabineros, miro el velocímetro y solo dije «AY!»… obvio, parte, 154Km/h el carabinero me miró y yo solo sonreí…  Esta parte del cuento termina cuando voy a hablar con el juez, le cuento la historia y me dice «para ser mentira esta muy bien pensada y contada, asi que le rebajaré la multa» … pero igual me salio cara la gracia esa.

El trencito

Esta parte de la historia yo la cuento de manera chistosa, pero no lo es.

La noche cuando mi ex me sacó la cresta (no se si ya escribí de eso acá o no, pero si, me pegó) llamé a mi mamá y mi mejor amiga me llamó, y las dos volaron a Viña a buscarme…. y yo, no quería dejarle el auto al energúmeno, asi que nos vinimos de vuelta a eso de las 2 de la mañana en «trencito» de autos, mi mamá primero y yo al medio. Paramos en la Copec de la ruta 68 a tomar un café y hablar, porque prácticamente me sacaron a escondidas de mi casa. En el auto de mi amiga venia su hijo durmiendo (de unos 3 ó 4 años) y en el mio, la Lula cuando era chiquita. Los bomberos se reían y se quedaron cuidando nuestros bebés.

El llegar al peaje, mi mamá me pago el mio, yo bajo la ventana un poquito porque la Lula venia pegada a mi cuello languetiandolo, y me daba miedo saltara, la chica del peaje sonrió al ver esa escena… No recuerdo mucho mas, salvo que al otro dia yo tenia el medio chupón en el cuello por culpa de la Lula y nadie me creía!!!

La arrancada

Cuando me separé, mi ex me dio un plazo de 1 mes para dejar el departamento (fiscal), y como yo soy chora, me fui antes sin avisarle. Dejé todo lo que era de el, y todos los regalos que le habían regalado a el (menos la lavadora que me la traje de mala pero a cambio le deje el microondas y la freidora) y me vine a Santiago, empastilladicima eso si, me tenían con dosis re altas de Ravotril, me acompañaba un amigo, en la subida de Agua Santa varios autos frenaron, y yo casi no… y quedé tan tiritona que no pude manejar mas…. he ahí el porque en el capot del auto hay un toponcito pequeño….

Picota

No recuerdo cuando fue, si fue antes o después de haberme separado, pero el picota de mi ex, cuando cacho que no le pasaría el auto, ni le devolvería sus 600 lucas que puso por el, le pegó un combo en el portamaletas… casi no se nota, le debe haber dolido mas a el el golpe…. y esos son los únicos dos «topones» que tiene la pulguita.

La Lancha voladora

El ultimo verano que estuve casada, me fui unos días de «vacaciones» con mi ex a La Herradura, y el, como era tan arribista quería ir con una lancha. Para eso, y como no tenia ni un solo peso, le puso el un «coco» a la pulga, era la cosa mas ordinaria del universo, yo lo vi y llore!!! mas encima, hizo mal la instalación eléctrica, y cuando colocaban el carro de arrastre la pulga hacia corto circuito … y claro, eso significo que había que resetear el computador del auto, un 24 de diciembre en la tarde…IMPOSIBLE, nos tuvimos que quedar en viña y esperar al 26 para poder viajar… con el carro sin luces,obvio.

La Lancha era mas grande que la pulga!! y si ibas en la carretera veías una lancha volando…sin auto…era muy chistoso!! A la vuelta, don maravilla no cargó bencina y no se como la pulga hizo el milagrito de seguir andando hasta La Ligua… cuando llegamos a la bencinera recién pude volver a respirar, ya me veía manejando u auto, remolcando una lancha y don «este» empujando….

——-

Este post lo he escrito en varias horas del dia… tratando de acordarme de todas las historias que hay en la pulga… y me acordé de esta, que tambien es contada de manera amena, pero en su momento fue lo peor…

Pícala pícala!

Estaba yo en Viña, ya absolutamente clara que mi marido me tenia con mas cuernos que un reno, y ya andaba en la epoca de «necesito una prueba» para poder ponerle punto final al asunto…

El perla me llama y me dice que estaban en el cumpleaños de un superior, y que llegaría tarde…. No le creí mucho… y justo unas vecinas me dicen que vayamos a un pub… (en esa epoca yo no bebía nada porque el pisco y el ron me bajan la glicemia), asi es que, fui de conductora responsable acarreando a las curaguillas. Llegamos al pub, una de mis amigas va al baño y vuelve blanca… como papel, me dice «chica, vámonos» y yo con mi mejor cara de interrogación… porque? me doy vuelta y veo a mi marido… con sus compañero pero con otras minas que cuando me vieron huyeron del lugar… el me ve, me saluda en la mejilla y sale del pub. Yo quedé helada, y mis amigas me dicen vamos, persíguelo!! … nos subimos al auto y partimos corriendo por las calles de viña buscándolo… nunca lo pillamos, pero nos veíamos geniales 4 minas dentro de la pulga gritando, riendo y yo llorando por las calles a lo mas persecución policial…

Y ahora que hago?

Un domingo en viña, iba a ir a almorzar con mi papá… íbamos camino al restaurante y no se porque a mi ex se le para la mecha, y cruzando el puente que hay de viña a Valparaíso, frena y se baja del auto y se va, y me deja a mi sola dentro… yo re choqueada ni sabia que hacer… menos mal que andaba con la copia de las llaves del auto, asi que manejé hasta el restaurante donde me esperaba mi papá… ahí ya no recuerdo como siguió la cosa, porque don conchesu llegó y yo estaba contenta, pero mi papá algo dijo y el weon se fue y al final no comí y mi papá me llevo de vuelta a mi casa…

Santa pulga

Ya de vuelta en santiago, encontré trabajo en la zona empresarial de Quilicura… no recuerdo mucho mas porque estaba en pleno tratamiento para la depre, si, ese mismo que me tenia full empastillada… pero como no soy fácil de roer, seguí trabajando… el pique desde la casa de mamá hasta la pega era inmenso, tanto que salía de casa a eso de las 7:00Am para llegar a las 8:30Am a la oficina, el camino era por la panamericana, luego Vespucio y que se yo.

La santa pulga bendita seas, me salvó de tantos accidentes… realmente fui super irresponsable de manejar en carretera con todos los medicamentos que tenia en el cuerpo… no se asusten, en realidad nunca pasó nada… pero podría haber pasado… Lo que si, siempre, me piropearon la pulga porque es hermosa, y mas de una vez me ofrecieron comprármela…

De esa pega solo puedo comentar eso… del resto no me acuerdo xD

La Radio

Tenia una radio increíble… el 2004 una que leyera cd’s de mp3 era casi cosa de ricos y famosos… un día, le presté el auto a un amigo… y se la robaron…. yo no tenia la pulga asegurada… asique perdí como en la guerra… el siempre quiso devolvérmela, pero al final, nunca pasó… igual da lo mismo, ahora él es uno de los que me ayudó a cambiar de auto asi que esta mas que mega hiper super duper perdonado.

Los docenquinientos!!!

Esa historia si que está en el blog… de cuando un punga me quiso cobrar $12.500 por cambiar las plumillas del auto!!! punga retamboreado!!!

———-

Pucha.. no recuerdo mas historias, que deban y puedan ser contadas acá… salvo la ultima…

La isla

Venia de vuelta de un baby shower con una amiga, manejaba por la Alameda hacia el Oriente y se puso a llover super fuerte, eran eso de las 8 de la noche y ya estaba oscuro, luego a granizar… así que bajé la velocidad… de pronto veo que los autos adelante le hacían el quite a algo, bajo mas la velocidad para ver que pasaba, subo las luces y PLAF!!! termino en una especie de bandejón central en plena alameda…. El auto hace 2 años que venia con un ruidito en la rueda delantera, que era un amortiguador, pero obvio, sin la plata ni el tiempo, no podía arreglarlo… esta la fue la ocasión en que tuve que hacerlo…. Al auto no le paso nada… a mi si, me asusté mucho, solo se descuadro un poco la llanta y se rompió el tapa ruedas… y el amortiguador termino de cooperar…. 3 semanas después de eso, mi mamá me dice que me pasará plata y que cambie el auto…. y yo aun estoy pagando ese arreglo… pero bue… no puedo alegar, mi nuevo papú es nuevo.. NUEVO!!! y le amo.

——–

Si recuerdo mas historias, las escribiré… por ahora solo puedo decir, pulguita, fuiste mi auto por 10 años, pasamos de todo juntas, buenos, muy buenos, malos y pésimos momentos… Pero siempre fuiste fiel, jamas me dejaste botada (salvo cuando murió la batería un dia domingo)… espero que tu nuevo dueño te cuide tanto o mas que yo…. gracias pulga!!!

 

2 comentarios sobre “La pulguita

  1. No cachaba tu blog Llemodita. Simpaticas tus historias de ru auto. Pero lo mas loco es saber eso de ese mal marido, pero es un alivio también leer que es cosa del pasado.
    Saludos Vecina

  2. yo me deshice de mi auto hace no mucho, y tambien tenia sus cuantas historias y aventuras…. pero debo decir que no fue tan apañador como el tuyo ;)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene más de 5 años escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.