Intolerancia a la fructosa

No recuerdo cuando fue la ultima vez que no tuve dolor de guata o no anduve hinchada, años con dolores, a veces más fuertes a veces mas calmados, pero siempre con dolor.

Cada vez que iba al doctor me decían que era colon irritable y que debía relajarme, hacer yoga, acupuntura, tomar ansiolíticos… y a pesar que yo decía que no era stress, practiqué yoga (solo me faltó hacer Bikram, pero cero ganas de meterme a una sala con 40º y tener personas con casi nada de ropa a mi lado) el dolor siempre estaba en mi vida, siempre.

Desde hace ya casi 1 año, los dolores fueron mas y mas fuertes, me paseé por todos los doctores que se pueden imaginar, nutriólogos, ginecólogos, endocrinos, gastronterologos, hasta que di con uno que si me creyó y me pidió 3 exámenes super específicos y obvio, super caros. Tan caros y específicos que decidí no hacérmelos, hasta el día en que comí una ensalada, como siempre, y casi me muero de dolor… me puse a buscar información sobre cuanta fructosa tenían los vegetales que le puse y todo cobró razón, tenia “mucha” fructosa, ya no podía seguir negándolo, así que, pedí la hora para el test de espirado de fructosa.

El examen consiste en una dieta “sin residuos” 2 días antes, y en el laboratorio te dan a tomar un liquido con el compuesto a examinar (fructosa) y se sopla en una bolsa, tipo alcotest cada 15 minutos por 3 horas (yeyyyy, 3 horas!),  los resultados se entregan de inmediato y el mio fue sorprendentemente alto, tengo intolerancia severa a la fructosa, las palabras textuales de la doctora del laboratorio fueron “a ti te hincha hasta tomar agua”, casi le doy un beso y la abrazo, al fin alguien comprobaba con pruebas científicas que todo me duele!!.

Ahora debo hacerme los otros 2 exámenes, me explicaban que si tengo esta intolerancia de seguro tengo las otras dos, con eso en mano, vuelvo al médico y veré que se hace, si debo eliminar para siempre de mi vida la fructosa o si hay algún tratamiento, lo importante es que al fin encontré el por que vivo con dolor de colon todos los días, y no, no era por stress.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene 2 meses escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.