Habia una vez una igriega, que nunca más sonrió

Ymode

Escribí este post y lo dejé oculto… espero que lo lea quien quiera, pero si tu (y tu sabes quien eres) lo estas leyendo, no sigas haciéndolo porfavor.

Hace mucho tiempo que no sentía tanta tristeza como ahora, esa que te paraliza, que no te deja vivir, que se apodera de tu cuerpo y hace que olvides las cosas mas simples… sonreír y respirar.

Gasto todas mis energías en seguir con la rutina diaria, levantarse e ir a trabajar, hago un esfuerzo sobrehumano para no llorar en las 10 horas que estoy rodeada de gente, pero en cuanto logro ponerme los lentes de sol y salir, las fuerzas se terminan… y sólo paro de llorar cuando me quedo dormida, y así dia tras dia….

La ultima vez que estuve así, fue cuando me separé de mi ex marido cuando me pegó (si, yo fui una mujer maltratada física y sicologicamente por su marido) de lo poco que recuerdo de esa época, porque me llenaron de pastillas (para olvidar) es este dolor que lo único que repite es «quiero desaparecer» y el cuerpo reacciona de inmediato, se me cerró la garganta, la comida no pasa, no se sufre, no se siente hambre… sueño con que un dia, en mi caminata al paradero, una micro no respete la luz roja y yo quede convertida en una estampilla, o que se suban a asaltar y me llegue una bala… cosas que no pasarán, y no se si decir por suerte, o lamentablemente, soy cobarde, y no tomaré ninguna de esas opciones para salir de este sufrimiento.

El viernes comienzo la terapia, durará mucho tiempo, consumirá el dinero que por ahora, no gastaré en comida, volver a construirme va a ser difícil, se que lo voy a lograr, siempre lo he hecho, me puedo demorar mas o menos tiempo, pero lo hago, soy fuerte, he pasado por muchas cosas complicadas, he vivido demasiado, estoy cansada y lo que es peor, con el corazón hecho añicos. Puede que algunos se alegren de leer esto, ojalá quien me causó este dolor no me lea, lo que menos quiero es dar lástima, solo necesito escribir lo que me pasa, como me estoy destruyendo dia a dia, para -aunque sea tan cliché – resucitar en algún momento.

Le pido disculpas a quienes se preocupan de mi, a quienes me hablan todos los días y me tratan de dar animo, a la Mona, que me amenaza con ir a darme comida aunque sea con sonda… a quienes me invitan a comer helado, a todos los que se que me quieren y están preocupados por mi, los quiero mucho, pero no puedo verlos, en estos momentos no soy yo….

Y si tu, leíste esto… lo que te dije en el mail es la verdad, lo siento, creo que me expreso mejor por escrito que en persona, tal vez lo dije muy fuerte, tal vez te asustaste, de seguro no entendiste lo que yo pensé que dije… lo siento.

Un comentario en «Habia una vez una igriega, que nunca más sonrió»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene más de 5 años escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.

A %d blogueros les gusta esto: