Ginseng

A principios de esta semana, fui al supermercado a comprar varias cositas. Lo triste, es que cuando llegué, no me pude acordar de todo lo que tenía que comprar… y terminé sólo comprando mi té verde. Pero compré uno mas, porque vi que habia uno con Ginseng… no pude acordarme para que es el Ginseng, pero… no creí que me fuera a hacer mal. (al otro día, me acordé que quería comprar mas cereales… y fui denuevo… y cuando volví a la casa, me acordé de mas cosas… pero no he vuelto a ir).Un día antes de eso, fui a hecharle bencina al auto.. llegue a la estación de autoservicio… y me puse a buscar la licencia de conducir, pra poder llenar el estanque de bencina… no encontre la licencia… y ahí me dio un ataque de risa… tal vez hace cuanto tiempo que andaba manejando sin licencia!!

Opté por echar $25.000 de bencina… con todo lo que ha subido… lo triste, es que a los $22.000 ya estaba lleno el estanque… y por mas que hice todas las pillerias que hay para repletar el estanque… no alcance a hacer los $25.000, y no podían darme el vuelto, porque había pagado con redcompra…

Volví a mi casa, y di vuelta la pieza buscando la licencia… no estaba… ahí, ya me dio miedo… la perdí!! como tan pajarona!!. Volvi a ver en la billetera.. y ahi estaba el desgraciado… escondido y calladito.

El mismo día de la compra del tecito verde, pasé al «On the run» a comprar una bebida… me bajo del auto, voy sacando la billetera… y.. ooohhh!!! no traje la billetera!!!… vuelta a la casa a buscarla…

Y así, me han pasado varias cosillas… no se si de volada, acelerada, Alzheimer, o lo que sea…

AH! y ya recordé para que es el Ginseng (entre muchas cosas)… para la memoria!!!

Un comentario sobre “Ginseng

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene más de 5 años escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.