Enamórate de dar

El viernes pasado, me llegó una invitación de María Pastora, para participar de ésta campaña.

Cuando comencé a leer su mail y veo que dice: «…La Comunidad de Organizaciones Solidarias agrupa a más de 70 entidades cuyo fin es ayudar a los más desprotegidos, entre las que está el Hogar de Cristo, María Ayuda, etc…» dije, mmm.. que lata… ya van a empezar con algo que de seguro me va a aburrir, pero, seguí leyendo el mail y me di cuenta que esta campaña si me gusta, que es de las que no cuestan nada (sobretodo para los que andamos medios escuálidos de plata), que le hace bien al que ayuda y al que recibe la ayuda, y sin pensarlo mas, acá estoy, participando del tema.

Es muy simple, se trata de ser realmente solidario, y porfavor, no piensen que la solidaridad es dar plata en la Teletón, o aportar con el 1% de tu sueldo en alguna institución cristiana, si no que se trata de ser realmente solidarios, de dar lo que hoy en día cuesta dar, cariño, amor, amistad, o como yo siempre he dicho, ser empático.

Por ejemplo, si estás en un taco, y vez que alguien esta señalizando hace rato para poder cambiarse de pista, y obviamente nadie le da la pasada, no cuesta nada darle el paso. Me ha pasado varias veces eso… hasta que al final, terminas tirándole el auto encima a otro, o esperando que justo alguien se haya quedado «pajaroneando» y te mueves rápidamente. Verás como hacer el gesto de, dale pasa, esa pequeña acción, te hará sentir mas tibio el corazoncito.

Ahora, si no andas en auto porque eres un transantiaguino (yo soy de los dos lados… no me mal interpreten porfavor), podemos ser solidarios de una manera tan simple como, saludar al chofer cuando subes, no garabatear cuando por X motivo no paró en el milímetro exacto del paradero (si, otra cosa es cuando se pasa mas de 1 cuadra)… Y hablando de este mismo tema, ayer, después que la única micro que puedo tomar para llegar a la pega no me paró, me fijé que había una niña que estaba en las mismas que yo… nos subimos un poco después a otra micro, y por esas cosas, nos sentamos juntas. Resultó ser una vecina mía y nos fuimos conversando. Es increíble como eso, puede hacer que partas el día de mejor manera, sobretodo, cuando estas en un taco que te hace llegar 30 minutos atrasada a la oficina.

Ven como una simple acción puede hacernos andar de mejor animo, a nosotros y a quienes nos rodean?. Vamos, aprendamos a ser solidarios con nosotros mismos!! Entregar una sonrisa no cuesta nada!!.

Enamorate de dar

Más información acá: www.enamoratededar.cl
El grupo en Facebook esta acá
y obviamente, también hay twitter

12 comentarios sobre “Enamórate de dar

  1. me parece muy buena idea esta campaña, andar tan rápido todo el día corriendo de un lado para otro y no podemos andar con la cara larga… Por lo menos yo lo intento…Todo el apoyo para esta campaña… Mucha suerte.

    Abrazos

    Priscilla

  2. Hola Priscilla!!
    Gracias por pasar por acá y dejar tu mensaje. Vamos a ver si logramos hacer de Chile ( y sobretodo Santiago, un lugar mejor)
    😉

  3. Qué triste TENER que hacer campañas para que la gente sea más gente.

    Por Ej. yo puedo ir muy rajá en el auto, atrasada y todo, pero lo atrasada no me quita lo cortés. Y el 80% de las veces, los otros conductores no me creen que los dejo pasar y titubean. Sad. But. True. Por ej. La bocina de mi auto no se usa por hostildidad, se usa de saludo…y me dan bronca estos wns que la usan más que el embrague. Verde: bocinazo. AGGG. Qué desagradables…pero bueno, al menos yo disfruto manejando aunque sea en tacos. No soy un manojo de nervios con la vena y los ojos saltados.

    Y saludar a la gente, preguntar los nombres (recordarlos), esperar al vecino que puede alcanzar el ascensor (he visto gente que se apura para cerrarlo pronto po), sonreir… cosas TAN normales, pequeñas y hasta absurdas…en la Ciudad de La Furia son objetos de campaña social.

    Habrá que difundirla no más po!
    Beso!
    R.

  4. Muchas Gracias!! por esta campaña necesitamos volver a comportarnos como seres humanos que somos, y que mejor que solidarizarse a esta campaña tan necesaria para todos y tan satisfactoria para nuestros corazones.

    Saludos Ale
    ¡¡Por una mejor ciudad, país y mundo!!!

  5. Rom si.. triste tener que llegar a hacer una campaña… pero bue… pa’ eso estamos los bloggers/twitters/facebookers/web-ones y onas, para que esta campaña agarre vuelito y cambian algunos carachos.

    Alejandra Hola!, gracias por pasar por acá! (hoy responderé cada uno de los comentarios… a pesar que estoy full pega y pitutos, pero… tengo que dar el ejemplo no? A lo mas, denuevo me quedo hasta tarde en la pega, y eso, me da puntos a favor con el jefe… ven lo fácil que es esto de enamorarse de dar?

  6. Hola, que buena campaña, los felicito, me estoy preparando para regalar sonrisas, de verdad que hacen muy bien, cuenten conmigo, y que Dios los bendiga.
    chao Bery.

  7. Ser mejor… compartir… dar… solidaridad… aprecio… valorar pequeños gestos… ofrecer esos pequeños detalles que hacen la diferencia.
    Hay tantas cosas (pequeñas, grandes), que realmente hacen viva y presente la esperanza en el ser humano. Y por dicha, soy un optimista empedernido (no un simple iluso!!), que lucha por hacer la diferencia.
    Y si en Chile existe alguien que puede luchar por hacer de este un mundo mejor, esa persona es la fabulosa Ymodita (bravo!!!), por lo que me siento orgulloso de contar con su amistad desde hace muuuuuchas lunas…

    A ver si esta pequeña historia nos hace ver, de manera diferente, como la actitud personal es la que hará que todo sea mejor…

    En cierta ocasión le preguntaron a Ramesh, uno de los grandes sabios de la India, lo siguiente: «¿ Por qué existen personas que salen fácilmente de los problemas más complicados, mientras que otro sufren por problemas muy pequeños y se ahogan en un vaso de agua?»

    El simplemente sonrió y contó una historia . . .

    Era un sujeto que vivió amorosamente toda su vida. Cuando murió, todo el mundo decía que él iría al cielo, pues un hombre tan bondadoso solamente podría ir al Paraíso.

    En aquella época el cielo todavía no había pasado por un programa de calidad total. La recepción no funcionaba muy bien, y quien lo atendió dio una ojeada rápida a las fichas de entrada, pero como no vió su nombre en la lista, le orientó para que pudiera llegar al infierno. Y como en el infierno nadie pedía identificación, ni invitación (cualquiera que llegara era invitado a entrar), el sujeto entró y se quedó.

    Algunos días después Lucifer llegó furioso a las puertas del Paraíso y le dijo a San Pedro: «¡Eso que me estás haciendo es puro terrorismo! Mandaste aquel sujeto al infierno y el me está desmoralizando. Llegó escuchando a las personas, mirándolas a los ojos, conversando con ellas, abrasándose, besándose. El infierno no es lugar para eso, por favor trae a ese sujeto para acá.

    Cuando Ramesh terminó de contar esta historia dijo:

    «Vive con tanto amor en el corazón que, si por error vas a parar al infierno, el propio demonio te traiga de vuelta al Paraíso para estar cerca de Papá Dios»

  8. Se hace muy necesario en Santiago hacer esta campaña.
    Aún recuerdo esos días cuando era estudiante de la Usach, y la gente se sorprendía cuando uno mostraba una cuota más de amabilidad y buena onda que el resto…hasta me miraban como si fuera un bicho raro.
    La verdad es que siempre me gustó vivir en Santiago, en parte porque a la larga andar contento por la vida en una ciudad así de hostil hace muy bien. Las cosas buenas que haces o que el resto hace resaltan aún más en la fealdad de Santiago.

  9. Mi conejito hermoso!! tu siempre con tus historias lindas, si por eso te quiero tanto!!!
    Y si, me consta en tooooodo este tiempo que nos conocemos (no saquemos cuentas que nos deprimimos) que tu siempre siempre re siempre, has sido la persona mas optimista del mundo.

    Bery gracias por pasar por acá, veo tantas «caras» nuevas, bienvenidos todos a Ymodelandia 😉

  10. Que malo y que bueno por la campaña!.

    Como dice Romina, que malo que SE DEBA HACER UNA CAMPAÑA para que la gente «sea mas gente», para ser solidario, pero mas que todo, para encontrar en el otro «un ser humano igual que uno»: con necesidades, con temores, que se equivoca y que tambien pide segundas oportunidades al igual que uno.

    Que bueno por quienes quieren mantener la «onda positiva» en esta ciudad. Se cuan dificil es hacerlo ya que «la maquina» te atrapa apenas te descuidas, apenas dejas de ser conciente de lo que haces y te ves dando bocinazos, enojandote de… ¡de nada!, mirando con desconfianza o con mala cara a los demas.

    Se me hace la continuación de la «Campaña por la Vida Buena» que hace algunos años vimos por television y en la prensa.

    Los cambios mas importantes parten siempre por algo muy pequeño: en este caso somos nosotros.

    P.S: Yo me comprometo a no decirle mas bromas pesadas a Yael para que no se enoje ni moleste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene más de 5 años escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.