De servicios técnicos y garajes…

Esta historia comienza cuando compro mi auto nuevo,  directamente en el concesionario, me creía la muerte, saliendo con un auto con exactamente 11Km , con olor a nuevo, con plásticos en los asientos, sin patente, manejando con mas miedo que no se que, pero con cara de «hola, si, me creo el hoyo del queque» lo único que quería era ir tocando la bocina y saludando a todo el mundo.

Hago todos los tramites, me pasan las placas patentes y comienza mi suplicio… buscar donde me pudieran instalar la patente sin tener que recorrer medio Santiago para ir a donde había comprado el auto. Hay 2 concesionarios Nissan cerca de casa, asi que fue a quienes primero llamé, partiendo por explicar que a pesar que el auto no lo había comprado ahí, quería saber si podían hacerme ese favor, y obviamente por cercanía serían mi servicio técnico al futuro.

En Piamonte me dijeron que no, me trataron pésimo, al punto en que le digo a la tipa que me respondió la llamada «no les interesa tener una nueva cliente», no me dijo, y cortó. Enchuchada (cosa rara en mi…si oh!) les envío un correo, contando todo y recalcando la pésima atención al cliente. Ahí comienza una seguidillas de correos con el jefe de la sucursal en donde hasta me trataron de rota. Me contacté con Marubeni directo, les comenté todo, les envié los correos y a los minutos me escribe este mismo personaje, pidiendo disculpas y ofreciendo el instalar las patentes incluso el dia sábado (les tiene que haber llegado un pichu@$#?!zo del porte de un buque… Dicho y hecho, fui y si, cero problema, se deshicieron en disculpas (estaba este señor ahí, a pesar que el no trabajaba los sábados), todo bien, me comenta que debo llevar a una mantención gratuita de los 1.000Km el auto, todo bien.

Cuando ya estaba acercándome al kilometraje aquel, los llamo para pedir hora de atención, porque claro, yo la niña especial, podía ir a dejarlo un dia después de almuerzo y retirarlo al siguiente en la tarde, entonces quería saber si se podía hacer eso ya que por lo general los ingresos son en las mañanas. Me dijeron que si, que no había problema, al dia siguiente fui a dejar el auto y comenzó el dolor de cabeza…. Primero, no me pescaban, llegué a pensar en que yo era transparente, pasaban por mi lado y no me miraban! yo decía, hola, disculpe, nada…  andaban todos babosos atendiendo a un tipo en un Fiat 500 y un Ferrari, y claro, yo en mi Nissan no les podía importar menos, hasta que el tipo del Fiat debia salir y mi Pulguita 2.0 estaba tapando la salida, muajajajaja dije, esta es la mía, se me acerca prepotentemente uno de los recepcionistas, y me dice, puedes mover el auto?, claro, pero cuando me atiendan. Ya me miró con cara de odio el loco, y yo, lo odié mas.

Le explico, que necesitaba vieran unos detalles (4 específicamente, el one touch del vidrio delantero no subía, una gomita suelta, un ruido en el freno izquierdo y la válvula de la llanta delantera que según yo estaba mala porque me dejó  guata 2 veces el neumático al revisar la presión de los neumáticos) y la revisión de los 1.000Km, el se ríe y me dice tu auto no tiene esa revisión, yo con mi mejor cara de WTF no entendía, si ellos mismos me dijeron que lo llevara en ese kilometraje!, cuento corto, ven a buscarlo mañana, te llamo antes. Nunca llamó (fue el dia de la colonoscopia), logro comunicarme con el en la tarde, me dice que el auto esta listo y voy a buscarlo, pero para asegurarme llego 1 hora mas tarde de lo que el me dijo, así no tenia que esperar nada, porque obvio que me sentía mal. Llegamos (iba con +1) y dicho y hecho, el auto no estaba listo y había que esperar…. arreglaron 2 de las 4 cosas, el freno siguió sonando y no me he atrevido a ver lo de la llanta pero según yo, sigue perdiendo presión, manejaron mi auto mas de 20Km, y le pusieron una chapa con su logo sin mi consentimiento.

Una vez mas, hago los comentarios pertinentes a Marubeni, en donde mis comentarios llegaron hasta la gerencia de atención al cliente, y me llamó personalmente el gerente por que no podía creer lo que me había pasado, me pidió un millón de disculpas, yo insistía en decirle que con la marca Nissan no tengo ningún problema, amo el auto, pero con Piamonte, ni en pintura. El me recomendó otro taller, Pompeyo , que era el otro taller que me queda cerca de casa, pero no tanto como para volver caminando, y quedé en llevar el auto para allá en cuanto pudiera. Y ahí quedo la historia.

Como uso poco el auto, pasó y pasó el tiempo, el freno seguía sonando y yo seguía esperando tener tiempo para poder llevarlo al otro concesionario. Es tan buena la atención de Marubeni que cada cierto tiempo, me llamaba la ejecutiva que ha llevado mi caso, para saber si había ido al taller, y si necesitaba algo, hasta que le comento que lo llevaría, pero que tenia que ver cuando porque estaba (estoy) colapsada de pega y no tenia tiempo. Semanas después, un mail del gerente, consultando como iba todo. Le cuento de mi ultima experiencia, cuando me di cuenta que habían puesto el logo y yo quería que lo sacaran, no iba a estar haciéndole publicidad a una empresa en donde me han tratado como las pelotas. Y ese fue otra historia…

Comento en twitter el tema, me responden de inmediato, me llama la ejecutiva de Marubeni, y me contactan de Piamonte a los minutos, un caballero que fue muy amable, pero que hablaba algo mal «te le» quien me dice que no hay problema en sacar el logo, que lo lleve y se saca en unos minutos, le comento que solo puedo el sábado, que se que estoy pidiendo mucho, y me dice que no hay problema, que el le dirá a otra persona que lo vea, porque es super simple de sacar y que no lo haga yo porque «me le» podría romper una uña. Una vez mas, hago el comentario que encontraba el colmo que en Piamonte fueran tan rascas, que mandaron a llamar a uno de los mecánicos, que insisto, fue quien mejor me ha tratado en esa empresa, pero que no podían ser así de mala leche. Me llama la gerenta de algo de Piamonte, pidiendo disculpas, comentándome que no era un maestro, si no un caballero de edad (me da lo mismo, el fue lo mas amoroso del mundo, pero hablaba mal, como iba a saber yo que no era un maestro), y ella hasta me ofreció enviar a alguien a mi casa a que sacaran el logo. Por un tema de horarios de la pega no pude aceptar ese ofrecimiento, cuento corto, el 24 de diciembre lo tenia libre y partí a Piamonte… no les extraña que les diga que de nuevo me atendieron mal, verdad? si… 20 minutos esperando a que alguien me dijera «hola buenos días, en que puedo ayudarle», insisto, soy chiquita, pero no transparente, y menos con mis mechas rosadas que si se notan… Le explico al tipo, me mira con cara de «no lo voy a hacer» pero en cuanto nombro a las dos personas que me habían llamado, le cambió la cara y en 2 minutos ya había sacado la placa esa. salí de ahí con ataque al colon, obvio y jurando jamás volver.

De nuevo mis super amigos de Marubeni me contactan, e insisten en que lleve el auto a Pompeyo, yo me juro hacerlo en cuanto pudiera, hasta que la semana pasada me llaman de Pompeyo, me cuentan que están al tanto de todo lo que me ha pasado y que quieren saber si pueden ir a buscar el auto a mi casa para revisarlo!! casi me muero!! como tan importante yo?!

Hoy llevé yo el auto al taller, y desde un comienzo todo fue absolutamente distinto, entro y de inmediato se me acerca un tipo, con una sonrisa de oreja a oreja a recepcionar el auto, le comento rápidamente que tiene, pone unos plásticos en el asiento y me dice, por norma usted debe salir con un maestro para que el pueda escuchar el ruido del freno, nosotros no salimos sin el dueño del auto «wooow dije y abrí las tremendas pepas… Me subo al auto y me pongo a frenar para que sonara… no sobaba, Murphy me ama… hasta que al fin sonó, el pobre maestro estaba muerto de sueño con cara de aburrido, pero cuando escuchó el ruido sonrió, yo le hablaba y le decía le juro que suena!! +1 iba con nosotros y decía «yo soy testigo» al menos no me sentía sola en el ruido, jajajajajaja. Volvemos al taller, lo terminan de recepcionar, y le consulto a quien me atendió si era verdad que después llevarían el auto a mi casa, si me dice, yo casi lo abrazo de emoción.

Me preparo a salir para tomar las micros y llegar a la pega y me dice, disculpe, a donde va? yo, a la oficina, en tal lado, me dice: la podemos llevar en auto?, ahí se me cayó la cara… WHAAAAAAAT, o sea hello!!! obvio gaio, eres mi nuevo mejor amigui de la vida! y le pide a un mecánico me lleve… no lo podía creer!!! Ahí me vine hablando con el, le conté mi historia y me dijo que tenían varios clientes que habían llegado huyendo de Piamonte y su pésima atención, le consulté si esto de llevar era algo de ellos o realmente lo hicieron para regalonearme… solo sonrió.

Ya con todo esto, yo no puedo hacer nada mas que recomendar hasta el dia que me muera (porque dudo cambiar de auto pronto) a Pompeyo Carrasco como servicio técnico, en mi caso con Nissan, pero se que tienen mas marcas. Obvio que todo esto se lo comentaré a Marubeni, para que le den todas las estrellitas y caritas sonrientes a Pompeyo, se que hoy llegaré a casa, estará mi auto listo y lindo y sin sonar mas al frenar esperándome y se ganaron una cliente mega fiel y super super agradecida.

2 comentarios sobre “De servicios técnicos y garajes…

  1. son atroces los de piamonte. a mi me hicieron varias tallas en el fiat que tuve, incluyendo una reparacion por cuenta del seguro que nunca hicieron bien ( y que se notó años despues, cuando otro toponcito dejó el auto con distemper) para fiat, el mejor servicio es apc, mucho mejor atendido.

  2. No te creo!!! como tan chantas!!!
    Por ahi me comentaron que estaban en la pitilla y que les quitarian la representación… ojalá, para que nadie mas sufra lo que te hicieron a ti, y a mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene más de 5 años escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.