De dato girly, a la mala de la película

Ymode

Siempre me excuso en que twitter mató al blog… y pucha, es verdad… ahora lo que pienso lo digo por ahi, y mis contactos me responden… es mucho mas rápido, perooooo, solo se puede decir en 140 caracteres.

Hoy, el comentario que sacó ronchas fue:  «El comentario girly de hoy es: me encantó el nuevo spray para peinar Pantene, me deja el pelo suavecito y brillante» . Porque ronchas?… porque me dijieron que Pantene es una de las empresas que testean sus productos en animales.

Por un lado, se me parte el alma saber eso, recuerdo algunas fotos que vi y me duele, literalmente, el corazón, pero, por el otro lado, realmente es bueno el producto, realmente deja el pelo exquisito, y que me perdone la Lula, pero, lo seguiré comprando. Creo que con ese comentario me gané el odio de varios de mis contactos…. y casi casi me convencen de no comprarlo mas (recién ayer comencé a usarlo) y andar con el pelo feo, opaco, pajoso y con las puntas partidas, hasta que decidí buscar información al respecto.

Todas las paginas que hablan de las empresas que testean sus productos con animales, tienen distintos nombres, unas mas, unas menos, algunos se repiten, etc. Y algunas comentan que las fuentes son organizaciones internacionales. Asique, partí a una de las paginas de esas organizaciones, PETA. busqué y busque la información y no existe. Si hablan de cosas similares, de algunas empresas que testean en animales, de otras que regalan entradas a circos, etc.

Pero en ningún lado sale el listado de estas cientos de empresas «malditas». Asique llegue a la conclusión que, a pesar que las empresas hagan estos experimentos, terribles experimentos, a veces creo, absolutamente innecesarios, que castiguen a esos pobres animales, que los tengan encerrados, con dolor, sufriendo, o simplemente con falta de afecto, yo no dejaré de comprar los productos que me gusten, lo siento. Es lo mismo que me pasa con las carnes. Por lo general me dan asco muy fácilmente, pero no por eso, no voy a comer carne, porque si me pongo a pensar en la pobre vaquita, que me estoy comiendo, o el pollito… pucha, si pienso asi, entonces que pasa con las plantitas, si ellas también tienen sentimientos, no que si les pones música clásica crecen mas lindas???, entonces, no podría comer carnes, ni verduras… que me queda, agua? pucha… eso no es vida!

No me gusta que maltraten a los animales, sobretodo a los que me gustan y considero adorables (hay algunos queme dan wakala, otros que me dan miedo y otros que la verdad, no me importan) y yo me comprometo a siempre cuidar a los que me rodeen (en este caso, una vez mas, doña Lula…. em.. excepto cuando se cuelga de las cortinas o me agarra de chicle, ahi, lo siento, pero le llega su charchazo de vuelta) pero no por eso, me voy a convertir en una fanatica. Respeto la decisión de los vegetarianos y veganos, pero yo aprendí que debo comer carnes porque si no me enfermo, y si no como, es porque no tengo plata, o ando en mi periodo de asco, pero volveré a comerla pronto, sobretodo si es en un rico barros luco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene más de 5 años escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.

A %d blogueros les gusta esto: