Datos prácticos: Buenos Aires

Y llegó el día de mis vacaciones y del viaje a Buenos Aires. Ya había ido hace unos 10 años, pero esa vez fui con mi mamá y hermano asi que fue poco lo que recorrimos, y nos movilizamos mas que nada en Taxi, ahora fui mas aventurera, anduve en metro (subte) pensamos en andar en micro (colectivo) y caminamos mucho… MUCHO… MUUUUUUUCHOOOOOO.

Que hacer y que no hacer….

Trata de no parecer turista… así pasas piola entre los porteños, como hacerlo? no andes vestido a lo gringo (shorts, guayaberas, gorros, chalas con calcetines, etc), no andes con la cámara fotográfica colgando (yo cuando veía algo lindo, sacaba el iPhone de la cartera), no andes con un mapa en la mano, nosotros descargamos el mapa de TripAdvisor, que es lejos mejor, te ubica vía GPS y lo puedes navegar sin tener conexión a internet.

Para viajar en metro, puedes comprar la tarjeta SUBE (que es lo mismo que nuestra Bip), cuesta encontrarla, la venden en los correos, pero no en todos, o está agotada… y se carga en las estaciones del metro (carga mínima de $5), el pasaje de metro cuesta $2,5 (pero va a subir a $3,5) cuesta lo mismo uses o no la tarjeta, lo que si, es mas barato la micro con tarjeta que pagando manual, y el precio de la micro es variable dependiendo a donde viajas, uno se lo debe decir al chofer para el cobro (pero, nosotros no pudimos subirnos asi que no puedo hablar mas del tema). El metro de Buenos Aires podría ser hermoso, pero está sucio, huele a alcantarilla, ahí realmente se siente la humedad de la ciudad, es oscuro…. los carros del metro son mas espaciosos, pero están llenos de grafitis por dentro y fuera. Nos llamó mucho la atención que suban vendedores ambulantes y personas a pedir plata a los carros.  Hay una linea, la D que el andén está al medio, por lo que puedes tomar cualquiera de las dos direcciones del metro, pero en las otras no, y no existe el cambio de andén como lo tenemos acá por si te equivocas de dirección (cosa que nos pasó), nos dijeron que si le dices al guardia, te deja pasar gratis… nosotros hicimos la de “vamos para allá, 2 estaciones, salimos y volvimos a entrar).

Restaurantes

Por lo general, todos son ricos, pero ojo, algunos restaurantes cobran “cubierto” que son entre $10 y $15 por derecho a sentarte en una mesa, creo que es la propina, nunca comprendimos bien eso, no son todos, y por lo general, quienes cobran ese “impuesto” atienden bastante mal y lento… fuimos a distintos tipos de restaurantes, casi todos con wifi (cosa muy buena para los que andamos sin conexión a internet). La ensalada surtida es lechuga/tomate, si quieres una cerveza individual, se llama porrón (si pides cerveza, te traen 1 litro), ah! en Baires ya existe la ley de tolerancia cero al cigarro, asique nadie fuma en los pubs ni restaurantes, cosa maravillosa, pero todos salen a la calle a fumar… dejando las calles mas sucias, pero bue, prefiero adelantar a un fumón que aguantar sus olores cuando salgo a comer.

Dónde comprar

Nos dieron varios datos de donde comprar. Lo que mas me recomendaron (en el hotel) era ir al barrio del once, que había ropa super barata y la misma que vendían en las tiendas de la calle Santa Fé, fuimos… es patronato. Exactamente igual, y yo que no soporto el patronato chileno, casi muero allá. Si no vas con un dato exacto de a donde ir, mejor no vayas, es inmenso, no supimos a donde ir, nos dimos vueltas, encontré cosas mas menos lindas, pero nada que me dijera “hola, te quiero, llévame contigo”. El cambio, nos favorecía si pagábamos en pesos Argentinos, pero si los pasábamos a dolares, estaba todo casi al mismo precio que en Chile, es un mito eso de que los remedios son mas baratos, consulté por los míos y era poca la diferencia (es mas, no compré).

Llegamos sin querer al Abasto shopping, no lo recorrimos completo, pero era inmenso y super lindo, los precios de las pocas cosas que vi en las vitrinas, iguales que en todos lados, nos fuimos también a Palermo Soho, ahí estaba la tienda de Kielh’s (mi nueva adicción), pasamos por los outletts de Palermo y ahi si que si compré, hay una tienda tipo PreUnic, con cosas para peluquerías, suuuuuper baratos!!, mi pobre cabello dañado con tanta tintura fluor, lo agradece con el alma (y hablando de eso, ya se chacreó la cosa, asi que volveré a tener mi pelo de un solo color, y el natural, que fome).

Ah! libros? obvio, fuimos a la Ateneo, hermoso… realmente hermoso, habían muchos libros interesantes, pero andaba media dormida como para pensar en que quería leer, no encontré un libro que mi hermano me encargó, busqué en un par de librerías mas, pero tampoco estaba… pensé en devolverme a alguna para llevar otros encargos, pero no nos dio el tiempo y nunca mas volví.

Atracciones turísticas

Si piensas en el cambio al precio del dolar oficial, había que ponerle dos ceros al precio, $20, eran $2.000 chilenos. Queríamos entrar a algunos Museos, pero, cobraban $20 o $50 … y me bajó lo cagá y no quise pagarlos… Nos fuimos al teatro Colón, inmenso!!!! hermoso!!! $110 el recorrido…. next!

No puedes dejar de ir al jardín Japonés (también se paga, pero es realmente maravilloso) y al jardín El rosedal (quedan al lado), ahí, en las tardes, la gente sale a andar en patines, bicicleta o trotar… No pudimos dejar de compararlo con nuestra Quinta Normal, tenían de esos mismos botecitos de pedales, pero este parque es mil veces mas lindo… na’ chorromil veces!!, algo que de verdad nos maravilló son los parques que hay, unos arboles gigantes, todo lindo, verde, cuidado… y acá, cada vez cerramos mas parques y nos llenamos de edificios 🙁

Yo quería ir al zoológico y tomarme una foto con los leones, pero era uno que quedaba super lejos, fuera de la ciudad, y lo mismo, $110 para entrar… y por todos los comentarios que vi antes del viaje, estaba feo, mal tenido, y los pobres cuchos dopados, no quise ir para sufrir… me saqué el empacho haciéndole cariño a cuanto gato veía, así encontré una amiga en el cementerio de la Recoleta (maravilloso, pero la tumba de Evita era fome… habían unas muchísimo mas lindas!!), y otros amigos en el Planetario, y uno que otro en algún almacén, ah! y en el jardín japonés!!

En fin… nos gustó mucho Buenos Aires, nos faltaron muchos días para recorrer mas, o volver a recorrer los lugares que más nos gustaron. Si vas a viajar, averigua bien que es lo que mas te conviene, a nosotros lejos nos convino comprar pesos Argentinos en Chile, llevamos dólares también que cambiamos en una casa de cambio a un precio similar al dolar del mercado negro, ahí también salíamos ganando, pero en el Duty Free, donde obvio, me gasté lo ultimo que me quedaba, cambian el peso al valor oficial y ahí sales para atrás… AH! dato super ultra importante, hay un Kiehl’s en el duty free 🙂

El clima

Es super, super húmedo, nosotros fuimos a fines del verano, las temperaturas máximas no superaban los 28º pero la humedad te hace sentir un calor de locos!, yo, que soy super friolenta, no pasé frio (iba preparada para eso), solo 1 día usé un polerón, el resto, con polera y/o una polera manga larga. Nos pilló una tormenta, la Adán, fue de noche, truenos y relámpagos, lluvia super fuerte con mucho viento, nosotros estábamos durmiendo (después de caminar en promedio 10km diarios, no nos quedaba fuerza para salir a bailar o conocer la vida nocturna), pero por lo que vimos al otro dia en las noticias, fue super violenta la tormenta, voladuras de techos e inundaciones… pero así como se largó a llover en un ratito, en otro ya estaba despejado y con calor nuevamente.

Extras

La primera noche, nos fuimos a un Pub a comer y beber algo, tenía buena música, yo lo encontré muy oscuro, pero no importa, comimos unas papas fritas con salchicha y salsa BBQ (delicioso!!) y nos pedimos un vodka… em… no pidan vodka allá… los dan super suaves, es mas, dudo que haya tenido vodka… y si lo pides en happy hour, no te dejan cambiar la tónica por ginger ale… bue, al menos en ese pub… Cuando salimos de ahí, nos dimos una vuelta para caminar y bajar en algo las papas, y fuimos casi testigos de la muerte de un limpia vidrios en la Av. 9 de julio… pasamos cuando recién habían acuchillado a uno y se fue caminando a pedir ayuda a un restaurante y cayó muerto en la vereda… cachamos toda la historia al otro dia, cuando salió en las noticias… y quedamos helados!  En las noticias decían que claro, ellos limpian los vidrios por unas monedas, a veces, roban (igual que acá) pero que uno le haya pegado unas apuñaladas a otro por un partido de fútbol hacia pensar que la cosa se pondría mas peligrosa ahora si no les das unas monedas. Ah! la chica del hotel nos dijo que siempre anduviéramos con $10 en el bolsillo por si las cosas se ponían feas… es el “peaje”, por suerte, nunca lo tuvimos que usar, aunque en una de nuestras caminatas, una punga (porque eso era) que habíamos visto correr hacia un lado y minutos después aparecía por frente a nosotros, me asustó y casi quedo pegada a la punta del obelisco con el salto que me pegué (justo andábamos en esa esquina).

Creo que eso es todo… si no conoces Buenos Aires y puedes ir, anda, es lindo, ve con tiempo y con buenas zapatillas 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene más de 5 años escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.