Datos prácticos: Berlín

Desde chiquita que soñaba con ir a Europa, específicamente, Berlin y Londres, y este año lo logré, tras ahorrar harto, buscar la fecha de pasaje más barato, hoteles que no me dejarán en la banca rota pero tuvieran baño privado, partí a Europa.

El vuelo fue directo a París y tras 4 horas de espera en el aeropuerto, ya iba rumbo a Berlín. El aeropuerto queda a las afueras  de la ciudad, y hay buses que llegan al centro de la ciudad, los tickets se compran en unas especies de cajeros automáticos, y al subir al bus lo válidas en una máquina que le pone una especie de timbre. Con ese pasaje puedes andar todo el día en cualquier transporte y solo hay que validarlo la primera vez. En Berlín el sistema de transporte es así, puedes comprar tickets por día, semana, mes y año. Y se deben validar solo 1 vez, pero hay que hacerlo, los inspectores andan vestidos de civil y recorren distintos lugares, si andas sin ticket o no lo validaste no importa si eres alemán o extranjero, te llevarán detenido y tendrás que pagar una multa, que es alta.

Para más información de los precios y transportes en Berlín, te recomiendo visitar esta web.

Podría llenar este post con que cosas hacer en Berlín, también depende de cuanto tiempo estés allá, yo estuve 5 días y la verdad me faltaron muchas cosas por ver, hacer y conocer.

Hay tours gratuitos a pie, te piden una propina al final del tour que debe ser “correspondiente” al valor aproximado de un tour pagado, te recomiendo tomar uno, y después volver a lo que mas te haya gustado.

En cuanto a comidas… definitivamente Alemania es el rey de los panes y masas dulces, debes probarlas, hay una cadena de panadería que se llama Bäckerei Wiedemann, no se si será buena o mala, pero ahí compré un par de masitas (y el berlín para comer en Berlín) y era muy rico. Lo otro que realmente me encantó es el café, tienen muy buen café, en todas partes te dan café de grano recién molido, nada instantáneo, ah! y ojo, casi no hay endulzante, me costó mucho encontrar y al final terminé tomando el café solo.

Si quieres ir a la cúpula del Reichstag debes inscribirte con anticipación, es gratuito y además de aprender sobre el parlamento Alemán, verás una obra arquitectónica hermosa y al llegar a la cúpula, tendrás una vista de 360º de la ciudad. También puedes visitar el parque Tiergarten y llegar a la Columna de la Victoria (Siegessäule) desde donde también se logra una vista increíble de la ciudad.

Debes ir a algún restaurante típico de comida Alemana, yo fui a uno que queda al lado de la isla de los museos y las porciones eran inmensas, pero también debes comer kebabs, en Berlín está la mayor cantidad de puestos de kebabs después de Turquía; también están los Currywurst, que son salchichas con papas fritas y salsa de curry, los venden en todos lados y olían muy rico (pero no los comí).

Si vas en primavera, y eres alérgico como yo, lleva muchos pañuelos desechables y antihistamínicos, allá no venden ni un parche curita sin prescripción médica y créanme, el polen estaba fuertísimo.

Para comprar recuerdos, está lleno, cotiza por que, como en todas partes, venden las mismas cosas a distintos precios y puedes llegar a pagar el doble por algo. Si te enamoras de Ampelmann como yo, hay tiendas oficiales y es más baratas que en las tiendas de souvenirs que hay cerca de la puerta de Brandenburgo.

¿Qué más? bueno, como en casi todo el mundo, está lleno de Starbucks.. allá el café es algo mejor que acá, pasamos un par de veces por alguna cafetería de estas más que nada por que estábamos buscando conexión a internet, pero evítenlo, hay mejores cafeterías, con café mas rico y más barato, que también tienen wifi abierto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene 10 meses escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.