Colonoscopía, lo que no dicen los médicos

Hace 4 años me tuve que hacer este tan odiado molesto e indigno examen por mis recurrentes ataques al colon y el pequeño detalle que no sabía, antecedentes de cáncer al colon. Esa vez, me encontraron pólipos que resultaron ser benignos y ahora me tocó el control para ver si habían vuelto a salir o no.

Como ya me había hecho una vez el examen, pensaba que no sería tan terrible, intento tomar una hora en un centro médico, el mismo donde ya me la había hecho antes, no se puede tomar online, y tampoco por teléfono, solo en persona los días 15 de cada mes… OK, voy a otro lado, no voy a estar rogándoles por que me chanten una cámara… Ahí comenzó el show, no todos los centros médicos hacen colonoscopias, el gastroenterólogo me pidió una endoscopia para ver como estaba el esófago y estómago pero de control, aprovechando el tiempo, pero, ya no las hacen las dos al mismo tiempo así que obvio que opté solo por la que importaba, el colon.

Logré tomar una hora, con casi 2 meses de espera, en un centro médico privado, no quiero ni pensar como son las esperas en el sector público, y me dicen que debo ir un par de días antes a buscar la preparación al examen, que como recordaba, era dieta blanda y comprar mucho laxante para tomarlo en la tarde del día anterior.

Llego a buscar las indicaciones y me dicen: debe hacer dieta blanda 3 días, 2 de dieta líquida y comprar este laxante y tomarlo el dia anterior… con eso ya estaba en problemas, el examen era un viernes, día que ya lo había pedido libre, pero tomar el laxante el dia anterior, significaba que tenia que pedir 2 días libres y para mas remate, tenía una celebración los días que debía comer blando, así que opté por cambiar la fecha del examen a un lunes, cosa de estar en casa los días de “aliméntate solo de agua y jalea” y tratar de no matar a nadie por sentirme mal, con hambre y con mucho laxante en el cuerpo.

El cambio de hora significó volver a esperar 2 meses…  Ya preparada, voy a buscar las indicaciones (cuando vayan, lleven la orden médica, si no no los dan… verdad que uno va a buscar indicaciones para andar por la vida comiendo así y tomando laxantes…) Leo bien todo y decido que comeré esos días.. flan, sémola sopa de pollo y fideos (nada más) y jalea, mucha jalea, “si no está en este papelito, no lo puede comer” instrucciones simples, ¿no?. Busco el laxante, me daban 2 opciones, una no la encontré en ningún lado, la otra costaba la friolera suma de $20.000 … por suerte, lo encontré a $15.000 en una farmacia de barrio no coludida 6 sobres dije, no es tanto…  se debe disolver el contenido de 2 sobres en 1 litro de agua… y tiene sabor a naranja… OK, detengámonos acá: señores de laboratorios, por favor dejen de inventar sabores, eso jamás fue naranja, y de verdad, ya es bien asqueroso como para que le pongan algo más de sabor…  pruébenlo, verán que no ayuda en nada.

Comienza la preparación al examen:

Viernes… desayuno, 1 huevo duro, quesillo y sémola, con anís por que no se puede tomar té ni café… nota mental, el Quesillo Colun tiene potes chiquitos, pero por amor a dios, no lo compren que cosa mas mala!!! Ya empecé mal el dia… llego a la oficina con harta menta y anís para pasar el día, almuerzo, pollo con caracolitos (fideos)… y ya sufría por no poder comer mi ensalada… para las 3 de la tarde, me estaba muriendo de jaqueca, pero mal… asi que me tuve que ir a la casa, llegué apenas y congelada.

Sábado… esto no me la va a ganar!!! desayuno, otro huevito duro y sémola y flan, por que nica me volvía a comer el quesillo ese sin otro adorno… almuerzo, sopa de pollo con los fideos (y me quedó bien buena la verdad) pero la jaqueca seguía aplastándome y moría de frio, no se que onda, pero no lograba entrar en calor… en la tarde le agregué unas galletas de soda al asunto por que necesitaba masticar algo (y me comí el quesillo que quedaba, que sigue siendo malo pero con galleta era mas pasable).

Domingo, el dia terrorífico, desayuno: jalea, almuerzo: jalea, once: jalea, cena: jalea… pero lo peor no era eso, eran los 3 litros de laxante… muy campante al medio dia preparo el primer litro… lleno un vaso con la pócima y otro con jugo porsiaca… y digo ya, chum pa’dentro no más… AYAYAY! es asqueroso, es un liquido mas denso que el agua, salado y con “olor” a algo que alguna vez alguien pensó que era naranja… no llevaba ni la mitad del vaso y me daban arcadas…  No me quedó otra que ir mezclando el laxante con jugo para poder tragarlo… y aun asi no podía… eran las 6 de la tarde y aun no me tomaba el primer litro!! Así que decidí hacer el segundo en menos liquido y directamente en el jugo… otra mala idea… ahora el olor a naranja era mas fuerte…  igual tuve que mezclarlo con agua… yo, que jamas tomo los famosos 2 litros de agua al dia que todos recomiendan ya llevaba como 3litros, entre el laxante el jugo, el agua… y 2 litros de jalea… iba al baño a cada rato, pero a hacer pipí por que de lo otro NADA.

A eso de las 9 de la noche empieza a hacer efecto el laxante… a diferencia de otros este no es con retortijones y no se hace sólido, el problema era que a las 9 recién hacia efecto y aun me quedaba otro litro mas por beber… sería una larga larga noche…. Dormí pésimo, entre las idas al baño y quedarme en la cocina tratando de tomar mas laxante… los ataques de frio (insisto, era mucho, no se si me bajó la presión o tanto liquido me tenía congelada o mi cuerpo estaba en modo ultra guerra por no tener comida, pero era mucho el frio)…  Los últimos vasos de laxante me los tomé entre las 4 y 5 de la mañana, desperté a las 7 y algo para desayunar jalea… y a las 10 de la mañana tomé el ultimo vaso de agua, por que debes tener ayuno completo 4 horas antes del examen….

Y llegó el momento

Llego al centro médico, me hacen pasar, esta vez me pongo un pantalón de ese papel género azul piedra, muy top y chip y fashion.. y paso a la sala, saludo al doctor y le cuento mis antecedentes por que no pude encontrar el examen anterior, les cuento también de mis problemas con el sedante, siempre despierto en la mitad del procedimiento y comienza el show de encontremos la vena… se escondieron! no querían nada, yo tampoco, las entiendo muy bien…  de ahí no recuerdo más hasta que estaba sentada en un restaurante pidiendo almuerzo. Primera vez que me agarra bien la sedación!!! pero ahora tengo muchas dudas.. quien me vistió? soñé con unas imágenes y ruiditos o hice el loco en la sala y una vez mas me puse a mirar el monitor? cómo llegó el pierno a mi lado, con mi cartera y como le pedí el celular, por que obvio, tuitié algo y no lo recordaba, hasta ayer que lo vi… escribí casi en jerigoncio y tomé una foto del terror… al menos no de mi cara…

Vuelvo a casa, bastante adolorida, segunda vez que me pasa que salgo con el colon super inflamado, me imagino que es por todo lo que urguetean, además el examen es invasivo, te hacen firmar un papelito donde dicen eso, dormí algo… y al otro dia a trabajar nuevamente, sintiéndome pésimo aun. ¿Por que no dan licencias para este tipo de exámenes? son 3 días de preparación, al menos 2 dias que no puedes ir a trabajar entre la toma de laxante y el examen, y mínimo 1 dia de recuperación… pero no dan nada, y acá uno, sintiéndose como las pelotas, con un animo y genio del terror, tratando de concentrarse para trabajar… A veces pienso que los médicos tienen cero empatía…

En conclusión, el examen sigue siendo horrible, al menos ahora no desperté para contar cuantos pólipos tenía y ver como los extirpan, la preparación al examen es la peor parte, y aun me da risa el tratar de recordar que hice y como salí del “quirófano”, como me vestí, que hablé y como llegué al restaurante… Lo bueno, es que no tengo pólipos y creo que me salvé por unos cuantos años mas de repetir el examen.

Un comentario sobre “Colonoscopía, lo que no dicen los médicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene más de un mes escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.