bad luck

Les ha pasado eso de tener un «mal día»?…. creo que gané el Oscar al respecto.Llevo más de 1 pésima semana, y para rematarla, hoy. Para pasar la pena, decidí ir a comprarme unas galletas bañadas en chocolate… son como «lenguas de gato», pero con chocolate.

Caminé hasta el supermercado, las busque y busque, y justo hoy «no tenían»… ok… buscaré otras… hasta que encontré unas parecidas, mas grandes, pero no importa, las compré igual.

Luego, fui a comprar cigarros, no tenían…. busque, hasta que encontré… pague… pase por la farmacia… y volví a la casa.

Me comí 2 galletas y dejé la caja al lado… derrepente siento que la Lula esta demasiado callada.. miro y claro, ella comiendo el resto de las galletas… o mejor dicho, todas las galletas.

Me puse a ver tele… no se como, me pasé a llevar una uña… resultado, nuevamente la uña mocha y rota… y dije, ok, un cigarro… mmm… los cigarros, los cigarros… mmm… no los tenia en la cartera… mmm… debo haberlos dejado en la bolsa del super… fui a buscar y… ERROR no estaban… me cagaron con los cigarros!!! (y no había encontrado LM, compre Marlboro… ). Me dio lata ir a alegar al supermercado… asique, fui al servicentro a comprar… llego, compro, salgo y… PLAF! lluvia en Santiago…

Creo, que mejor me acuesto, y espero que se pase esta semana de «mala suerte»… y desde mañana, prometo fijarme con que pie me levanto.. no pasar por debajo de escaleras… que ningún gato negro se cruce delante mío (la negrita siempre corre a saludarme.. no se como lo haré)… pfff…. que mala semana.

10 comentarios sobre “bad luck

  1. Lo que algunos llaman «mala suerte», otros preferimos llamarlo «señales».

    A veces «la vida» (dejo ese termino entre comillas) nos envia pequeños mensajes, que no son mas que respuestas a preguntas que nosotros mismos le hemos hecho: «¿por que a mi?», «¿que hice yo para merecer esto?», «quiero cambiar mi vida… ¿como lo hago?».

    Por si acaso, no me preguntes a mi el que tuvieras una mala semana 😉

    P.S: En todo caso, el que no pudieras meter toxinas a tu cuerpo (cigarrillo, chocolates) es un mensaje muy potente que te estan mandando 🙂

  2. mmm… de todas maneras , si comi, y como, chocolates y compre puchos…

    Y ahora… tengo un hermoso rsguño en el brazo derecho… anoche a la Miga le sacaron un pedazo de piel y pelo (yo no fui) y me las dí de doctora… cuento corto, a ella no le gustó y mi brazo es la señal de eso…

    Insisto, mejor me acuesto y no me levanto hasta que la luna cambie, o el sol, o la suerte, o lo que sea….

  3. Un buen día comienza con una sonrisa (los del Nescafé se afanaron la frasecilla, no se confunda). Así que ya sabe, cuando abra un ojo por la mañana, aunque haya pasado una noche para el re orto, ute no más sonría aunque le salga falsa. Verá el resultado.

    Y bueno, si fuera un dia normal, le diría a cristian allendes v. que le deje los chocolates y los puchos en paz a mi wuachita, que qué se ha creído. Que pa eso es una mujer libre. Pa comer chocolates y fumar puchos cuando le venga en gana.
    (Hoy es un día normal). 😀

    Saludos mi liña. Ya verá como se pasa esa miá de perro.

    /me esperando a Daddy Yankee.

  4. jejejejeje.

    Oiga Azraela, si aqui en el mundo cada uno es libre de joderse la vida como quiera. ¡Que mejor prueba del libre albedrio!.

    😉

    P.S: Digame «Cristian» no mas… si estamos todos en confianza.

  5. Las preguntas correctas son:

    ¿por que esto no deberia ocurrirme a mi?

    ¿que hago yo para que esto no ocurra?

    Estoy completamente de acuerdo con lo que dice cristian. Señales, todo ocurre por algo.

    C

  6. Az… parece que mi sonrisa fue muy grande… y ahora no se llama sonrisa, se llama Faringitis…

    mia de perro???… de elefante yo creo!!!

    HELP!!!!!!

  7. cómprate una cámara digital, de las simplecitas wenas -fuji a330 por ejemplo- y verá como se abre un mundo de belleza, buena onda, entretención gratis y amor por la vida.

    lo digo por experiencia propia.

    a veces un hobbie hace maravillas.

  8. Que horror… de verdad yo tbien he pasado por periodos de una suerte tan mala que no queda otra que reirte a carcajadas o tirarte por el balcon. Ademas, dan ganas de ahorcar a los que te dicen «con una sonrisa se alegra todo»,… bueno,..en fin,.. lo bueno de la mala suerte es que hasta eso,.pasa. Ojala se pase pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene más de 5 años escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.