Amigdalectomia, en la clínica

Ayer me operaron, todo salió bien (o no estaría escribiendo este post).
Llegamos temprano a la clínica y me trajeron a la habitación en silla de ruedas,  me pasan la sexy bata con ventilación trasera, unas medias anti embolia y los calzones más sexys del universo.

Me preguntan por mis exámenes,  que exámenes? no traje nada, las amígdalas están ahí. Sí po, tenía que traer los exámenes de sangre!!. Menos mal que vivo cerca y mi mamá fue a buscarlos.

Mi hora a pabellón era a las 18:30,  pero el niñito que se operaba antes que yo no vino, a sí que me adelantaron mi hora, y sin tener ni tiempo para pensar, estaba en la camilla de pabellón… Ya se porque las camisas son abiertas en la espalda, para poder sacarla y enchufarte los monitores.

Por una manito me dejaban la vía y en el otro brazo la cosa de la presión.
El anestesiologo (con unos ojos celestes hermosos) ni me dijo el cuenta hasta 10… creo que en segundos me quedé dormida y desperté sin cachar dónde y a que hora, pero estaba mi doc hablando y decía que yo era glotona y que me tenían que dar helado de lucuma.

Me costó harto salir de la anestesia,  estuve como 2 horas en recuperación. .. Y todos me preguntaban como me sentía, como sí fuera tan fácil hablar po!!

Ya de vuelta en la pieza me esperaba mi mamá y hermano, me comentaron que todo había salido bien y que el doc vendría al otro día a darme el alta.

Obviamente llegué a la pieza y agarré el celular para twittear que estaba bien, y varios amigos me respondieron, la enfermera se reía y mi mamá no cachaba quién me hablaba tanto…

Más suero y calmantes y a dormir… O intentarlo, porque entre el ruidito de la máquina dispensadora de gotitas de suero, el ruido del pasillo y las enfermeras que entraban cada 2 hrs no pude dormir de largo.

Pero que es lo que más me ha complicado… por lejos hacer pipi!! Tengo reposo absoluto, es decir no puedes levantarte ni pa hacer pipi… Y usar una chata o pelela es indigno, incómodo y.. Quiero mi baño!!!

4 comentarios sobre “Amigdalectomia, en la clínica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota: Este post tiene más de 5 años escrito. Deberías revisar si hay nueva información sobre este post, puede que tu comentario esté de más.